Grupo Rivas

¡10 señales que revelan que estás perdida de amor por él!

perder_cabeza

La espalda es una de las zonas más sensuales del cuerpo femenino, aunque sea una de las más olvidadas en el cuidado diario.

Y sólo cuando usamos trajes de baño, outfits deportivos o vestidos de noche, es cuando nos comenzamos a preocupar un poco por sus cuidados.

Pero la buena noticia es que lucir una espalda recta, erguida, suave, tersa y libre de impurezas ¡no es nada imposible!

Ahora bien, comenzamos por saber un poco más sobre cuáles son los 2 problemas estéticos que por lo general padecemos en esta zona:

1. Granos e impurezas

Al ser una zona que acumula sudor y grasa, por lo general es vulnerable a la aparición de antiestéticos granitos.

Incluso estos granitos pueden aparecer por dejar el cabello suelto y aumentar la oleosidad en la zona; o usar ropa demasiado ajustada o de materiales sintéticos que impiden que la piel respire.

Asimismo, los cambios hormonales pueden causar un desequilibrio en tu organismo y provocar que las glándulas sebáceas produzcan más sebo.

Pero en estos casos, los expertos recomiendan:

– Exfoliar esa zona una vez a la semana (al menos) para eliminar las células muertas

– Privilegia la ropa con materiales suaves y cortes amplios, incluyendo el sujetador.

– Evitar romper y manosear los granos, si no desaparecen lo mejor será consultar con tu dermatólogo.

2. Sequedad

Cuando exponemos esta zona al sol o al cloro de las albercas, por lo general la piel de esta área se deshidrata y reseca. Lo mismo sucede cuando nos duchamos con agua muy caliente.

Lo ideal es usar jabones neutros y cremas hidratantes que aporten vitamina a la piel.

También puedes asegurarte que los productos de belleza que utilices contengan algunos de estos productos:

– Aloe vera
– Jojoba
– Soja
– Té verde
– Ginseng
– Avena

También te recomendamos algunos tips:

1. Hazte masajes

Los masajes en la espalda aumentan tu flujo sanguíneo y ayudan a relajar la zona de la nuca y la parte posterior d elos hombres en donde se acumula tensión.

2. Ejercítate

Practica deportes como natación o yoga, o camina algunos minutos al día para que esta zona se mantenga libre de dolores.

3. Cuídate

Regálate una sesión de spa que incluya exfoliación, hidratación y un profundo y merecido masaje de relajación.

¡Cuéntanos cómo cuidas tu espalda!

Like this Article? Share it!

Comments are closed.