Grupo Rivas

23 cosas que necesitas antes de decidir tener una nueva relación

cuanto-es-suficiente_t670x470

23. Tener suficientes amigos (sinceros) y no sentirte en las garras de la soledad si es que las cosas no funcionan. Porque así como puede todo resultar hermoso, puede destruirse una vez más. Siempre hay equivocaciones.

22. En ese grupo tener un sistema de apoyo. Ocurran buenas o malas cosas, se necesitan manos amigas.

21. Recobrar la confianza en tu desnudez, carencia de maquillaje y pensamientos sin máscara.

20. Involucrarse con personas catastróficas antes de una verdadera relación sería es primordial. De lo contrario, nadie sabría qué es en realidad lo que buscas.

19. Agilizar la capacidad de interacción y habla. No se sabe en qué momento se conocerá a los padres o amigos de esa nueva persona.

18. Entender que no se necesita de nadie para salir adelante en ningún ámbito.

17. Plantear una sólida idea de lo que se quiere tener o hacer por lo menos en los próximos cinco años. Esto ayudará a establecer también mejores planes con la personas por venir.

16. Generar la capacidad de poner los pies sobre la tierra y no desprenderlos por muy tentador que sea alguien o algo.

15. Tomar en cuenta que habrá gente con diferentes metas a las propias. No todo mundo quiere hijos, casa, mascotas, viajes, etcétera, y está bien. Esto ayuda a no engancharse a ideas equivocadas, pedir imposibles o permanecer con alguien que no persigue los mismos sueños.

14. Recordar en todo momento las cosas buenas que se han vivido. A solas, en pareja y en cualquier aspecto.

13. Terminar cualquier contacto con un o una “ex”. No engañemos a nadie, un antiguo amor siempre será incómodo para todos.

12. Madurar en pensamiento y obra tomando en cuenta que si una ruptura se avecina de nueva cuenta, ya no se es un adolescente. Los dramas y faltas de respeto en un quiebre deben quedar en el pasado.

11. Generar un grupo de consejos con familiares, amigos y personas que se respetan. Esa gente siempre estará al pendiente de los beneficios que se puedan obtener.

10. Tener consciencia de que la diversión, el cambio y el crecimiento no se detienen al entrar a una relación seria o nueva.

9. Tampoco pensar que se puede hacer lo que a uno antoje. Si es así, mejor no perturbar a nadie.

8. Entender que una relación nueva no se busca por estándares sociales o traumas. Si se desea por miedo a la soltería, lo necesario es una terapia; No a un ser humano a quien muy probablemente se le va a lastimar tarde o temprano.

7. Disposición para aprender y disfrutar cosas que quizá jamás imaginaste.

6. Controlar las emociones. Sobre todo las malas. Celos, chantajes y demás no pueden acompañar el inicio de un nuevo romance.

5. Aclarar en tu mente qué puedes aportarle a una persona y nunca perder esto de vista.

4. Establecer estándares y límites tanto en el propio comportamiento como en lo que se obtiene de alguien más.

3. Y reconocer también que esa persona tendrá los propios, entonces ser flexible y aprender a ceder lo justo.

2. Aprender a cuidar de ti. Con suerte, encontrarás a alguien que lo haga también, pero nunca se debe perder de vista que la protección debe ser propia.

1. Conocer que, en todo momento, si alguien te trata mal o no te convence para algo duradero puedes irte. Que oportunidades hay miles, que nunca es el final y que todo tiene solución. Que nunca se está completamente solo, que las relaciones van y vienen hasta que llega la adecuada, y que la soltería –como última estación del viaje– no es una desgracia.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.