Grupo Rivas

30 escalofriantes datos que no sabías sobre el Titanic

titanic-

“Era el barco más grande que hubiera surcado los mares, y también el trabajo más arduo para quienes lo habían construido. […] Construido enteramente en acero, y concebido únicamente para el tráfico de pasajeros, no transportaba ninguna carga de combustible que amenazara con destruirlo. […] Insumergible e indestructible, transportaba unos pocos botes, tal como lo exigía la ley. Estos veinticuatro botes estaban asegurados bajo los pescantes en la cubierta superior, y de ser necesarios, habrían dado cabida a quinientos pasajeros”.

La puntual descripción hecha por Robertson y el título del libro no aluden al trasatlántico más grande construido por el hombre y que se hundió en las aguas congeladas del Atlántico norte, sino al Titán, el gran barco de la ficción del escritor estadounidense. Sin embargo, ambos guardan escalofriantes similitudes.

Escrito en 1898, y con las coincidencias que ni la historia podría planear, el libro del marinero Robertson narra la historia de un gran barco que se hunde a partir del choque con un iceberg. De manera premonitoria, el título que salió a la venta 24 años antes del hundimiento del Titanic, sentó un precedente de lo que podría pasar con un gran barco que desafiara al mar con un carácter indestructible. Entre algunas de estas coincidencias están por ejemplo el hecho de que ambos fueron catalogados como embarcaciones insumergibles, tenían tres hélices y dos mástiles, fueron botados en Abril en Southampton, golpeados por un iceberg y más de la mitad de los pasajeros murió durante el hundimiento. Si bien el libro escrito por Robertson pudo haberse perdido entre los cientos de miles de títulos que la humanidad ha escrito, se le concedió un lugar en el mundo de las curiosidades por la relación que guarda con una de las peores tragedias marítimas del Siglo XX. 

Aunque la historia del trasatlántico es sumamente popular después de su adaptación cinematográfica a cargo de James Cameron en 1997, la historia real es mucho más interesante que la historia de amor entre Rose y Jack. De aquellas más de 2 mil vidas cuyo destino cambió para siempre a bordo del trasatlántico, se desprenden ciertos datos que nos hacen dimensionar la importancia del evento y la maravilla que la historia del detalle esconde, porque a través del dato conocemos la historia. 


El Titanic tenía la capacidad para llevar 64 botes salvavidas pero sólo llevaba 20, más que el número reglamentario. Además, la mayoría de estos no llevó la máxima capacidad de pasajeros.

El pastelero Baker Charles Joughin fue rescatado de las aguas después de nadar durante dos horas. Según él, y los médicos que lo revisaron, la gran cantidad de whisky que bebió antes del hundimiento pudo haber nivelado la temperatura de su cuerpo.

Después del choque con el iceberg, el Titanic tardó dos horas y 40 minutos en hundirse. 

Había 13 parejas que estaban celebrando su luna de miel a bordo del Titanic.

El grupo de músicos que tocaron en los últimos minutos del hundimiento que aparecen en la adaptación cinematográfica, están inspirados en ocho músicos que tocaron durante dos horas y cinco minutos mientras el barco se hundía. Durante el viaje, los músicos interpretaron múltiples canciones de un repertorio total de 352 canciones. musicos titanic

 

Existía un simulacro de abordaje a los botes salvavidas programado el día del hundimiento del Titanic, pero éste fue cancelado por el Capitán Edward John Smith sin que se sepa el porqué.

El Titanic tenía 15 mamparos resistentes al agua, pero el problema consistió en que el agua podía pasar de uno a otro y no había forma de aislar el agua que entraba por una grieta. El peso del agua en los mamparos causó el hundimiento.

Existe una historia real de amor que terminó en el Titanic. Sin embargo, contraria a la ficción de Cameron, se trataba del matrimonio entre Isidor Straus e Ida, quienes abordaron el barco en primera clase. Straus era uno de los dueños de la tienda departamental de Macy, y se negó a aceptar uno de los asientos junto a su esposa en uno de los botes salvavidas, pues insistió en que las mujeres y niños debían abordar primero. Por su parte, Ida decidió saltar del bote para permanecer junto a su esposo. Los testigos apuntan a que el matrimonio de 41 años se dirigió a uno de los extremos del barco donde esperaron juntos el final. 

A bordo del barco, para aquellos pasajeros de primera clase, había un cafe parisino, jardines de te, gimnasio, librería, cuartos para leer y escribir, una cancha de squash, barbería, perrera, alberca y un cuarto para fumadores

Se estima que una bacteria llamada, Halomonas titanicae consumirá lo que queda del Titanic en aproximadamente 30 años.

Existe la historia de un pasajero que decidió abordar el Titanic para superar el trauma del incendio y hundimiento de un barco en 1871. El pasajero murió a bordo.

Desde el impacto con el iceberg hasta el escape del primer bote salvavidas, pasó más de una hora. 

No se supo nada de los restos del Titanic durante 73 años, hasta que en 1985 se encontró el naufragio. 

titanic en el fondo del mar

La primera nota periodística del hundimiento del Titanic afirmó que no hubo pérdidas humanas. Fue hasta dos días después que se logró un reporte mucho más detallado. 

El hombre más rico a bordo del barco fue John Jacob Astor IV, cuya fortuna se estimaba en 85 millones de dólares. Murió abordo.

Entre las pérdidas materiales del barco se estima había 3 mil sacos de correspondencia, es decir, unas 7 millones de cartas.

El precio por una suite para la primera clase costó 4 mil 350 dólares, mientras que una litera de tercera clase costó 150 dólares. 

primera clase

Se tiene registro de doce perros a bordo del Titanic, y dos de ellos se salvaron a bordo de los botes salvavidas. Uno de ellos era un pomerania y otro un pekinés. 

A bordo del gran trasatlántico existía un periódico, el cual era impreso todos los días e incluía noticias, anuncios, precios del mercado de bolsa, resultados de las carreras de caballos, sección de chismes y el menú del restaurante. 

Los pasajeros de primera clase podían disfrutar de un baño en el lujoso baño turco, mientras las 700 personas de la tercera clase debían compartir dos bañeras.

bano turco titanic

Alrededor de mil 500 personas murieron durante el hundimiento, pero sólo 328 cuerpos fueron encontrados. 116 de ellos estaban tan dañados que no fueron devueltos a tierra.

El barco quemaba alrededor de 600 toneladas de carbón al día, mismas que eran arrojadas al fuego por 176 hombres. Alrededor de 100 toneladas de cenizas eran arrojadas al mar cada día. 

La última sobreviviente en morir fue Millvina Dean, quien murió en mayo del 2009. Tenía dos meses en 1912. 

Las últimas palabras del capitán Smith fueron: “Bueno chicos, han hecho su deber y lo han hecho bien. No pido más de ustedes, los libero. Conocen la regla del mar. Cada hombre está solo ahora y Dios los bendiga”. 

Una mujer de tercera clase, Rhoda Abbott saltó del Titanic junto con sus dos hijos. Sus hijos murieron, pero ella fue la única sobreviviente del Titanic rescatada del mar. 

Hay dos libros inspirados en juguetes que sobrevivieron al Titanic. Uno de ellos fue una caja musical con un cerdito, utilizado por Edith Rosenbaum para calmar a los niños en un bote. El otro fue un oso de peluche de Douglas Spedden, quien lo llevaba consigo mientras abordaba los botes. “Pig on the Titanic: A True Story” y “Polar the Titanic Bear” son los títulos respectivamente.

La actriz Dorothy Gibson sobrevivió al hundimiento, y cuatro semanas después del hecho, apareció en la película silente “Saved From the Titanic” utilizando las mismas ropas que utilizó a bordo.

Según el Centro de Ciencia de California, con las ganancias de la película de James Cameron, se podrían construir por lo menos 5 transatlánticos como el Titanic.

Existe una versión cinematográfica nazi del hundimiento del Titanic de 1942. 

Un 60% de la primera clase sobrevivió. Un 42% de segunda clase y un 25% de tercera clase.

 

Like this Article? Share it!

Comments are closed.