Grupo Rivas

8 cosas que puedes hacer mientras eres joven en lugar de enamorarte

6359702505472933651557005804_Image-1-high

cosas que puedes hacer 3Viajar por el mundo

Sin necesidad de extrañar terriblemente a alguien ni sentirte incompleto o solo. Embarcarte en una aventura que te lleve al sitio que siempre has deseado o bien, echarte al hombro una mochila y partir sin un rumbo establecido abierto a lo que el destino y sus sorpresas te deparen es una de las cosas que tienes que hacer cuando eres joven para disfrutarla como en ninguna otra época de tu vida. Viajar a donde puedas aprender cada vez más de la cultura, tradiciones, comida y miles de formas distintas de pensar y actuar en todo el mundo.

Aprender idiomas

Puedes ocupar todo ese tiempo libre en una actividad verdaderamente productiva que no sólo te ayudará a tener más valía profesional, sino que aumentará tu cultura e incluso reforzará tu actividad cerebral y conexiones neuronales. Aprender un nuevo idioma puede ser difícil y al principio imposible, sin embargo, con un poco de dedicación diaria tu cerebro comenzará a asimilar cada concepto y asociará cada vez más rápidamente palabras y frases de un idioma extranjero, distinto al tuyo.

Tomar cursos de lo que siempre has querido

Olvídate de la academia. No importa tu profesión ni tu edad: nunca es tarde para aprender algo nuevo. ¿Te apasiona la danza contemporánea, la cocina, la astronomía o la meditación budista? Inscríbete a un curso para principiantes de aquello que siempre has deseado hacer, que te causa curiosidad y que por uno u otro motivo no has intentado. Si al término del curso la actividad te convenció y tienes ganas de más, inscríbete indeterminadamente en lecciones o prácticas, enriquecerás tu vida y tendrás una mente y cuerpo más sanos.

Unirte a un voluntariado

¿Qué tal si todo ese tiempo que gastaste en tu relación pasada, entre disputas y malentendidos, lo hubieras aprovechado de forma distinta, como por ejemplo, ayudando a quienes más lo necesitan? Conviértete en un médico internacional, brinda ayuda a asociaciones de personas con capacidades distintas o en zonas de conflicto. Viaja y apoya a la conservación del ambiente, reforesta o cultiva plantas, apoya campañas de animales salvajes en peligro de extinción o reservas ecológicas.

Dedicarte enteramente a tus pasiones

¿Alguna vez has sentido inspiración por una persona que sabe mucho más que el resto de algo determinado, como un crítico de cine, músico, científico o artista? Tú también puedes ser un experto. Por más complicado que parezca, sólo la práctica y la constancia pueden convertir a un apasionado en un experto de cualquier campo del saber. Tú puedes ser una autoridad en el tema que te apasione, el punto es involucrarse y practicar activamente, mantenerte siempre enterado de la actualidad para trascender en ese campo.

Conocer un sinfín de personas distintas

No es necesario viajar al otro lado del mundo para conocer a muchas personas, cada una con una forma distinta de pensar, actividades, planes, ideologías y personalidades completamente variadas. Descubrirás que cada cerebro es un mundo y que establecer una relación formal con alguien es más difícil de lo que creías. Conoce todas esas formas de pensamiento y de acción en todos los sentidos (incluso el sexual) y adquiere una visión mucho más profunda y realista del mundo en que te desarrollas.

Conocerte a ti mismo

Suena fácil, pero llegar a una introspección real y descubrir más sobre ti es una actividad tan necesaria como olvidada en la sociedad actual. Antes de tener cualquier relación sentimental con otra persona, debes conocer a quien estará a tu lado durante toda tu vida sin importar nada más: tú. Saber sobre tus gustos, pasiones, intereses y también todas las cosas negativas que influyen en tu personalidad no sólo te ayudará a escoger mejor a las personas con quienes deseas compartir, además aportará a que tomes mejores decisiones y a la larga, seas más feliz.

Disfrutar de tus amistades

Cuando una persona encuentra a una pareja formal, es muy común que las amistades pasan a segundo término y aquellos momentos de diversión, experimentación y aventura entre las personas que elegiste para acompañarte el resto de tu vida son cada vez menos frecuentes o simplemente terminan en la memoria como buenos recuerdos de una época pasada. Disfruta de tus amigos, del valor de la amistad y todos esos momentos en que puedes divertirte y ser feliz sin necesidad de una pareja.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.