Grupo Rivas

A veces llegamos muy tarde o muy temprano a la vida de las personas

0.37437200-153673250049GW2b6nlbeG72Vx-wide

Resultado de imagen para A ti llegué dos veces, pero primero fue muy temprano, ahora es muy tardeA ti llegué dos veces, pero primero fue muy temprano, ahora es muy tarde

No era el tiempo adecuado cuando te conocí. Parecías un ser mágico, perfecto para mí, pero nuestros caminos iban en direcciones opuestas. Estábamos muy jóvenes, pensando en lo que queríamos para nuestra vida, que quizás sí, todavía no éramos lo suficientemente maduros como para afrontar una relación de ese calibre.

Claro que en ese entonces te amaba, te amaba tanto que casi lo abandono todo por ti, pero las circunstancias nos empujaron a orillas muy lejanas, tan lejanas que dejé de verte y de oírte. Te llamaba a gritos pero nunca obtuve respuesta, y me vi en la obligación de seguir adelante, de continuar con mi vida, de luchar para obtener aquellos propósitos que me había planteado antes de conocerte. Y sé que tú hiciste lo mismo.

El tiempo siguió su paso dejando tras de sí solo recuerdos, recuerdos de aquellos momentos juntos. Confieso que no te olvidé. Quizás hubo días en los que mi mente se tranquilizaba y bloqueaba temporalmente tu nombre y tu rostro, pero nunca te olvidé.

Ahora vuelvo a verte y es como si nada fuese diferente, como si siguiéramos siendo aquellos niños que se enamoraron con frenesí y que un día se separaron gracias a la fuerza del destino. Te veo diferente, pero sé que también me has pensando, que no me has olvidado. Tus ojos siguen siendo mi talismán de la verdad, puedo reconocer en ellos todo el amor que has reservado para mí.

Y me duele profundamente esta situación. No quisiera que esto se desarrollara de esta manera. El tiempo ha sido nuestro peor antagonista. Nuestras vidas siguieron su curso, y tú tienes tu vida ya muy establecida al igual que yo, y no es justo. Me reprocho esta incapacidad de poder ser feliz contigo. Y lo siento de verdad. Lo siento con mi alma herida y mi corazón roto, pero me queda claro que a veces llegamos muy tarde o muy temprano a la vida de las personas, y a ti llegué dos veces, pero primero fue muy temprano, ahora es muy tarde.

Fuente: CafeLector 

 

Like this Article? Share it!

Comments are closed.