Grupo Rivas

Cosas que nunca habría logrado si no hubiéramos terminado

ventajas-de-terminar-una-relacion-luces-

30. Encontrarle sentido a una película con pocos diálogos.

29. Leer sin premura y con tantas ansias mi libro favorito.

28. Disfrutar de mi mejor amiga como solía hacerlo antes de ti.

Nada de eso hubiera sido posible si tú no me hubieras repetido 16 veces que no éramos el uno para el otro. Nunca habría logrado nada de lo que hoy soy si hubiera permitido que me siguieras arrebatando mis oportunidades. Junto con tus amigos, familiares y pésimas decisiones, todas mis ilusiones, convicciones y sueños hubieran terminado abultados en la coladera que tanto te quejabas que siempre tapaba. Y es que yo siempre te limité, así como mi cabello obstruía el paso del agua en tu lavabo, mis ganas de vivir evitaban tu pobre e imperceptible brillo.

27. Ponerme una peda monumental sin sentirme culpable.

26. Vestirme para enamorarme de mí misma al verme al espejo.

25. Gastarme mi sueldo en lo que se me dé la gana.

24. Dejar de planear cada segundo de mi día.

Tampoco habría logrado ninguna de mis aventuras. Adentrarme en la nada sin temor y con muchas ganas de descubrir algo inexplorado o perderme en las conversaciones más efímeras e inesperadas, es algo que jamás habría sido posible si tú y yo no hubiéramos terminado. Agradezco lo que aprendí a tu lado, pero jamás podré pagarle a la vida por haber separado nuestros caminos. Pues no sólo absorbiste mi valentía y determinación, también te llevaste mi seguridad y entereza contigo. 

23. Darme la oportunidad de conocer algo o a alguien distinto a lo que siempre pensé que necesitaba.

22. Recuperar mi valor y recordar la fuerza que siempre tuve para decir “no”.

21. Dejar de pensar que alguien tenía derecho a cambiar mis ideales, sólo porque no le convenían.

20. Recuperar a todos los que jamás dejaron de estar a mi lado, a pesar de que yo intentara apartarlos. 

19. Encontrar motivos infinitos para volver a reír.

Si tú no hubieras sido tan cruel conmigo jamas habría entendido que mi forma de ver la vida no era un error. Ahora sé que personas como tú no están dispuestas a equivocarse, a perdonar ni pedir disculpas, pero yo sí. A mí me no me gustan las verdades a medias, mucho menos las mentiras disfrazadas de verdad, pero tú nunca creíste en el poder de una palabra, mucho menos de un acto, así que ahora sé que sólo lejos de ti habría podido recuperar aquello que siempre me ha definido como una persona honesta y completa.

18. Ser espontánea y sorprenderme de la vida todos los días.

17. Perder el miedo al qué dirán sólo por encajar.

16. Sentirme completa a pesar de que los demás piensen u opinen que algo me falta.

15. Tolerar ideas distintas, incluso opuestas a las mías.

14. Sentirme amada y protegida por otros que no sean tú.

13. Saberme capaz y valiosa en todo momento.

12. Madurar y aprender de los fracasos.

11. Encontrarme a mí misma y no volverme a perder.

10. Decidir por mí sola sin arrepentirme de nada.

Gracias a tu ausencia hoy puedo disfrutar del presente sin preocuparme por el futuro inexistente y mucho menos arrepentirme de los errores de mi pasado. Cada vez que sueño contigo despierto agradecida por lo que me enseñaste, mas no pretendo volver a ti, pues eso significaría perder mi libertad una vez más. Feliz, completa y satisfecha, hoy te puedo decir que has sido una de la mayores lecciones de mi vida, pero no la última.
9. Alagarme cada que lo necesito y aceptar todos mis defectos.

 8. Saber que no necesito el permiso de nadie para ser feliz.

7. No dejar de disfrutar la vida sólo porque no tengo compañía.

6. Exigirme sólo por complacer mis expectativas y no las de nadie más.

5. Felicitarme por cada uno de mis logros y festejar con todos los que me quieren.

4. Compartir con los demás cada momento especial.

3. Valorar mi tiempo y energía, pues eso no le pertenece a nadie más que a mí.

2. No hacer cosas que no quiero; pues alguien que me ame no me lo pediría.

1. Jamás transformarme en alguien que no soy.
Te amé, sufrí y me doliste como nadie. Hoy sé que todo valió la pena y que siempre di lo mejor de mí. No importa cuántas veces lo haya intentado, mucho menos cuántas haya fracasado, nuestra ruptura no fue otra cosa más que la vida gritándome que tú no eras para mí. No necesito de ti ni de nadie para ser feliz y no por ello me niego a la posibilidad de encontrar a alguien que lo comparta todo conmigo. Perdí a alguien, pero gané mi libertad, misma que otra persona hoy ama, valora y protege como si no existiera nadie más; nada de eso habría sido posible si tú y yo no hubiéramos terminado. 
fuente:CC


 

Like this Article? Share it!

Comments are closed.