Grupo Rivas

El baterista de Sigur Rós abandona la banda por acusaciones de violación

sigur ros orri pall assault claims

Orri Páll Dýrason, baterista de Sigur Rós desde 1999, anunció su salida de la banda, después de que salieran a la luz acusaciones de abuso sexual y violación en su contra. La denuncia viene por parte de la artista Meagan Boyd, quien es conocida por su nombre artístico Yin Shadowz. Utilizó su cuenta en Instagram la semana pasada para denunciar el caso que sucedió en 2013 en Los Ángeles. La banda en ese entonces, se encontraba en la ciudad grabando el disco “Kveikur”, su séptimo material de estudio.

Boyd conoció a Dýrason en The Body Shop en Los Ángeles, cuando ella era bailarina. Según el testimonio del  artista, se estaban besando cuando ella se quedó profundamente dormida y en estado de ebriedad. Por lo que Boyd aprovechó su estado inconsciente para violarla. “Desperté con la sensación de que estaba siendo penetrada sin mi consentimiento mientras dormía profundamente… sucedió dos veces esa noche y me preguntó por qué no me fui después de la primera. Pero estaba ebria, muy cansada, en shock… pero nada de eso hubiera importado porque nadie merece que lo violen, toquen, laman, cojan sin su CONSENTIMIENTO”.

Aprovechó para declarar el porqué no había denunciado esto antes. Para empezar, se sentía culpable de su “irresponsabilidad” al confiar en él sólo por “estar en una banda que amo y respeto como artista”. Los casos de Christine Blasey Ford, y sus acusaciones contra Brett Kavanaugh, la motivó a contar su historia. “No me retractaré o seré silenciada. Sé lo que sucedió y no lo olvidaré. No ha sido fácil para mí ni para mi familia, pero es mi deber exponerlo como un depredador sexual que no debe estar cerca de mujeres”.

Posterior a la primera publicación, Boyd recibió unos correos de Dýrason, a los cuales les hizo captura de pantalla y publicó, pero por las políticas de Instagram fueron eliminados. En ellos, Dýrason hablaba de las acusaciones: “No entiendo por qué quieres acusarme de forma pública de algo que no hice”, sumado a la afirmación de que la  “habían pasado bien” y nunca hubo algún acto de violencia. Junto a las capturas de pantalla de los correos, Boyd escribió: “Creo que se cree sus propias mentiras, o tal vez sólo está loco… su versión de la historia es totalmente falsa y fabricada”.

La banda asumió la responsabilidad de su ex integrnte, y compartieron el siguiente comunicado: “Considerando las preocupantes acusaciones de hace algunos días en contra de él (Dýrason), hemos aceptado la renuncia del miembro de la banda Orri Páll Dýrason, lo que le permite lidiar con esto de forma privada”.

Dýrason por medio de su Facebook lanzó un comunicado, en el que le pide a sus fanáticos que no se pongan de ningún lado y eviten hacer comentarios que afecten a su familia, “sobre todo mi esposa… manténganse en calma y no se dividan, esto no se trata de un proceso legal o de corte, sólo son las palabras de Meagan contra las mías en internet”. Su pareja es María Lilja Prastardóttir, una reconocida periodista y activista islandesa que lucha a favor de las mujeres.

En cuanto a su salida de la banda, esto es lo que el músico escribió: “Es una decisión difícil, pero no puedo permitir que estas acusaciones repercutan en la banda y el trabajo hermoso e importante que se ha hecho en los últimos años. Es un trabajo al que le tengo mucho cariño. Haré todo lo que esté en mi poder para salir de esta pesadilla y respetando a todos aquellos que en verdad han sido víctimas de violencia sexual. No pelearé de forma pública”.

Es muy triste la situación que se ha vivido en el mundo de la música en estos meses, especialmente en el género alternativo. Esperemos que se logre aclarar esta situación y que no afecte la reputación de la banda.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.