Inicio Asesinato Una historia que terminó en feminicidio

Una historia que terminó en feminicidio

0
0
BERENICE

Gabriela, madre de la menor cuyo cuerpo fue hallado en un lote bald√≠o¬†al sur de M√©rida hace una semana, relat√≥ la historia de la joven de 16 a√Īos y¬†la relaci√≥n que ten√≠a con su victimario.

Esta lamentable narración incluye abusos, denuncias, indiferencia, trámites sin cumplir, y tal vez mucha inacción por parte de las autoridades que, en una sociedad donde los feminicidios se cuentan como una estadística más, no terminan de aplicar protocolos más amplios que frenen los abusos de género. Estos, por desgracia, solo se atienden cuando el crimen está hecho.

mujer muerta

A continuación parte de las declaraciones que ofreció Gabriela Bacab Tamayo al Diario de Yucatán, tras el asesinato de su hija.

Berenice y Alexis se conocieron en la primaria ‚ÄúJos√© Mar√≠a Morelos‚ÄĚ de la unidad habitacional del mismo nombre y, a pesar de la corta edad de ambos, se hicieron novios.

La relaci√≥n continu√≥ al concluir la primaria y poco tiempo despu√©s, cuando¬†la muchacha¬†ten√≠a 13 a√Īos, se embaraz√≥.

Su madre le brind√≥ apoyo, tambi√©n Alexis se vio interesado en ‘protegerla’ y hacerse cargo del beb√©.

A los 6 meses de embarazo, ambos decidieron vivir juntos. El se mudó a la casa de la menor, compartían techo con Gabriela, la suegra.

Una vez que naci√≥ la ni√Īa, en febrero de 2016, se pasaron a vivir a casa de Alexis, y all√≠ comenzaron los maltratos f√≠sicos a la adolescente mam√°. Gabriela declar√≥ que en varias ocasiones tuvo que ir a ‘salvarla’ de la situaci√≥n.

Los golpes pasaron a ser constantes. En el √ļltimo episodio violento¬†-dice Gabriela- “la tuve que ir a buscar y traerla a mi casa”.

Un día después -cuenta- Alexis fue a pedir perdón. Con ello logró que se le permitiera ver a la bebé que procreó con Berenice.

Sin embargo y abusando de la ‘confianza’ otorgada, Alexis habr√≠a aprovechado de¬†llevarse a la¬†ni√Īa sin el consentimiento de su joven madre. Presuntamente se resguard√≥ en Campeche y chantaje√≥ a¬†Berenice para retomaran la relaci√≥n de pareja. Ella¬†no accedi√≥.

Seg√ļn relata Gabriela, abuela materna de la ni√Īa, en b√ļsqueda de un apoyo acudieron a la Procuradur√≠a de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa), una instituci√≥n facultada para representar y brindar protecci√≥n a ni√Īas, ni√Īos, adolescentes, adultos mayores, personas con discapacidad y mujeres en situaci√≥n de violencia.

Con la denuncia lograron una orden para ir por la beb√© con actuarios y polic√≠as. Sin embargo “no se pudo hacer nada porque √©l no estaba‚ÄĚ.

Dos días después, el abogado de Alexis las buscó para llegar un acuerdo. La bebé fue devuelta a su familia materna con la condición, aceptada y firmada, de que el papá la pudiera ver los lunes, miércoles y domingos.

La calma no dur√≥ mucho. El joven agresor la volvi√≥ a buscar, aprovech√≥ que estaba sola, se introdujo en la casa y la amenaz√≥ con un cuchillo. La muchacha habr√≠a logrado escapar para pedir ayuda, pero -cuenta- los testigos ‘prefirieron no¬†intervenir’ porque Alexis apareci√≥ empu√Īando el arma.

Una vez m√°s Alexis quiso llevarse por la fuerza a la ni√Īa, por fortuna la polic√≠a lleg√≥ para detenerlo.

‚ÄúSe lo llevaron y nosotras fuimos a la Prodemefa donde nos atendieron, pero como hab√≠a que ir a otro lado a poner la demanda y nos tardamos, √©l sali√≥ libre…”

Este episodio ocurrió hace poco más de dos meses, luego de eso las amenazas siguieron.

El 4 de octubre Berenice le dijo a su mamá que iría al supermercado, Gabriela se fue a trabajar, quedaron en verse al medio día en el centro de Mérida.

No se sabe si Berenice de verdad ten√≠a planeado ir a hacer compras, tampoco si lleg√≥ a hacerlas, lo √ļnico que se sabe (presuntamente) es que ese d√≠a Alexis la mat√≥.

Gabriela esperó a su hija por horas, le marcó muchas veces a su teléfono pero jamás obtuvo respuesta. Dice que le restó importancia pero cuando llegó a casa y no estaba, y tampoco nadie sabía de ella, se asustó. Sin embargo la esperó un rato más, casi a media noche llamó a la policía.

Sus presentimientos, al igual que las amenazas de Alexis, se hicieron realidad. El viernes 5 de octubre a la 1 de la tarde la policía le dio la terrible noticia: un cuerpo fue hallado en un lote baldío en los límites de las colonias Reparto Granjas y Nueva Kukulkán, era Berenice.

‚ÄúMe qued√© en shock, no lo pod√≠a creer. De √ļltimo me acord√© de mi nieta y le dije al judicial que la quer√≠a”

Relata que fue con los agentes a la casa de Alexis, entr√≥ y ah√≠¬†encontr√≥ a la ni√Īa de 2 a√Īos y medio, estaba en los brazos de la hermanita del asesino. La tom√≥ y se la llev√≥.

IMG-23715993-768x570

Mucho se ha especulado sobre lo que sucedió el día del asesinato entre ambos jovencitos. Sin embargo formalmente solo se sabe que la causa de la muerte de Berenice fue asfixia por sofocación.

En redes sociales se difundió un video que habría servido como prueba contra Alexis.

En el audiovisual -captado desde un predio vecino- se ve cómo una persona a bordo de una bicicleta llega un terreno baldío, baja lo que se presume es un cuerpo envuelto en una sábana, lo arrastra hasta dejarlo escondido entre la maleza y se retira.

liberacion cuerpo

Gabriela se qued√≥ con su nieta, pero sin su hija. La¬†beb√© se qued√≥ hu√©rfana de madre,¬†el pap√°¬†fue imputado por su ‘presunta’ participaci√≥n en el delito de feminicidio agravado.

Alexis se qued√≥ sin Berenice, sin la ni√Īa y puede que le espere una larga condena. Berenice se qued√≥ sin nada.

NUEVA KUKULCAN2

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue M√°s Por notirivas
Cargue M√°s En Asesinato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Mira adem√°s

Cazador mata por error a ciclista que resultó ser un peligroso violador

La muerte del ciclista brit√°nico¬†Mark Sutton¬†a manos de¬†un cazador¬†franc√©s¬†que lo confundi…