Grupo Rivas

Por qué las mujeres necesitan dormir más que los hombres

No te preocupes, no eres floja…

Seguramente te ha pasado que, cuando duermes con tu novio, él se levanta antes que tú y escuchas que ya está haciendo mil cosas en la casa, e intenta despertarte para decirte que les espera un día largo con muchas cosas por hacer, sin embargo, tú sólo piensas en una sola cosa: dormir. Quieres seguir descansando porque te sientes agotada y quieres estar más horas tirada en tu cama. No te preocupes, no eres floja, solamente tu cerebro te lo está pidiendo a gritos y, aunque no lo creas, debes tomarlo en cuenta y hacer caso a lo que necesita. ¿La razón? Porque eres mujer y (sin ser sexista) las mujeres necesitan dormir más que los hombres.

Es cierto que el tiempo mínimo que una persona debe dormir es, aproximadamente, 8 horas, aunque esto puede variar dependiendo la necesidad del organismo de cada uno. De acuerdo con Jim Horne, un neurocientífico especialista en sueño y profesor de la Universidad de Loughborough, de Inglaterra, los cerebros de las mujeres son más complejos, por consecuente, necesitan un descanso mucho más prolongado.

Según con el experto, cuando una mujer tiene un sueño escaso, es probable que presente altos niveles de sufrimiento psicológico, asimismo, hostilidad, depresión y rabia, mismos sentimientos que no son captados en los hombres cuando no duermen bien.

¿Por qué el cerebro de las mujeres es mucho más complejo que el de los hombres?

La respuesta es cómo utilizan su cerebro ambos sexos. Pues las mujeres tienden a usarlo con mucha más intensidad al grado de ser individuos multitarea. Esto quiere decir que el cerebro de las chicas tarda más tiempo en recuperarse, problema que una buena dosis de sueño y descanso puede resolver, incluso más que cualquier otra actividad o pasatiempo.

Así que ya sabes, no importa que tu novio se despierte antes que tú y ya ande alerta a lo que quiera hacer durante su día; si tú crees que te hace falta más tiempo para dormir, hazlo sin restricción. Eso no te vendrá nada mal a ti, y mucho menos a tu cerebro.

 

Fuente: CulturaColectiva

Like this Article? Share it!

Comments are closed.