Grupo Rivas

Por qué no debes tratar a tu perro como un humano

pups5-xlarge_trans_NvBQzQNjv4BqqVzuuqpFlyLIwiB6NTmJwfSVWeZ_vEN7c6bHu2jJnT8-696x434

Quizás la gran mayoría de nosotros hemos tratado a nuestras mascotas como a una persona, lo hacemos caminar en dos patas, darle de comer en la mesa, hasta incluso vestirlos o disfrazarlos, además de ser incluidos en algunas costumbres como cumpleaños y también en eventos que los mismos no comprenden. Lo que no sabemos es que eso puede perjudicar a estos compañeros de cuatro patas, tanto mental como físicamente.

Muchas de estas personas son adultos que no pueden tener hijos o personas que están lejos de su familia, ellos recurren a las mascotas para sentir esa sensación de compañía, desarrollando un apego a una figura sustitutiva donde depositar sus afectos que de otro modo no pueden manifestar.

A pesar de preocuparnos extremadamente por su cuidado o inundarlos con nuestro cariño, no nos damos cuenta de la estabilidad emocional que ellos necesitan, se les niega la oportunidad de comportarse como es natural, por lo cual van provocando más problemas de agresividad y timidez.

Esto es muy visto en perros de raza pequeña, está mal llevar en brazos a cada momento a tus mascotas, déjalos libre, déjalos correr a su antojo, caminar es fundamental para que se entretengan o para que liberen energías, así puedes evitar problemas de conducta en nuestros compañeros caninos. En cuanto a la alimentación, darle comida humana a tus mascotas puede generar suciedad en los dientes, caries y otros problemas de salud bucal. Recuerda que su metabolismo es diferente al nuestro. Por mucho que lo deseemos, ellos no son humanos y hay ingredientes que les provocan enfermedades serias.

Tampoco está bien evitar el contacto que tiene un perro domesticado con otra mascota, es normal que ambos jueguen entre sí, así sean de razas o tamaños diferentes, la socialización no permitirá en ellos el desarrollo de conductas temerosas y agresivas.

En el caso de vestirlos, sí es adecuado ponerle un suéter en épocas de frío para que no se enfermen, pero tampoco hay que exagerar ya que para ellos esto puede producir incomodidad.

Es un acto de egoísmo por parte de la persona hacer de su compañero de cuatro patas un ser antropomórfico, no solo es algo visto en los hogares y en las calles, en los espectáculos circenses realizan eventos de mascotas caminando en dos patas y hasta vistiéndolos de payasos.

Humanizarlos también es maltrato animal, puede crear ansiedad en las mascotas, por lo tanto generan desastre, desobediencia y con frecuencia reaccionan orinando y defecando dentro de la casa.

Lo principal es tener una sana relación con las mascotas, establecer ciertas reglas y entrenarlos para que cumplan, sin generar hechos violentos. Está bien cuidarlos y darles cariño, pero sobrecargarlos también puede producir ansiedad y tristeza, ellos también tienen sentimientos.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.