Grupo Rivas

Prueba estos 5 remedios naturales para aliviar el dolor de muela

dolordemuela-6b3263363a465e5ac09e8972a2ee4979-1200x600

El dolor de muela debe atacarse desde un principio para que no se agrave…

Un dolor de muela puede ser uno de los peores momentos de la vida para cualquier persona, suelen ser muy fuertes y difícil de curar, por lo que te recomendamos estos remedios naturales para aliviar el dolor.

Expertos del portal especializado Healthline aconsejan que un enjuague regular con agua salada y una aplicación de compresa fría generalmente pueden remediar irritaciones menores, pero los dolores de dientes más graves pueden requerir la intervención de un dentista.

Si presentas síntomas o dolor que dure más de un día o dos, recurre de inmediato a tu dentista, mientras para aliviarlo puedes aplicar estos remedios.

Remedios naturales para el dolor de muela
1. Enjuague con agua salada

El agua salada es un desinfectante natural y puede ayudar a aflojar las partículas de alimentos y los desechos que pueden quedar atrapados entre los dientes. Mezcla media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y úsalo como enjuague bucal.

2. Compresa fría

Es sencillo de preparar, sostén una bolsa de hielo envuelta en una toalla sobre el área afectada durante 20 minutos a la vez. Puedes repetir esto cada pocas horas. Sirve para aliviar el dolor y también para algún golpe o inflamación.

3. Ajo

Para usar esto, machaca un diente de ajo para crear una pasta y aplícalo en el área afectada. Es posible que desees agregar un poco de sal. Alternativamente, puedes masticar lentamente un diente de ajo fresco. El ajo puede matar las bacterias y tiene propiedades medicinales.

4. Extracto de vainilla

Para usar esto, aplica una pequeña cantidad de extracto de vainilla en tu dedo o una bola de algodón. Aplícalo directamente al área afectada varias veces al día. El extracto de vainilla contiene alcohol, que puede ayudar a adormecer el dolor

5. Clavo de olor

Aplica una pequeña cantidad de aceite de clavo en una bola de algodón y aplícalo en el área afectada. Diluye el aceite de clavo con unas gotas de aceite de oliva o agua. Haz esto varias veces al día.

Fuente: NuevaMujer

Like this Article? Share it!

Comments are closed.