Grupo Rivas

¿Qué comer y qué no para mantenerse saludable en cuarentena?

varietyoffoodonw-0c1432211dca06ed99d852b18d9170da-1200x600 (1)

Encontrar el balance entre todos los macronutrientes es la clave…

Durante la cuarentena suelen aparecer los peores enemigos de una dieta balanceada: la ansiedad y el estrés. Comer sano es posible si se encuentra un punto de balance entre lo saludable y lo delicioso, aunque no necesariamente son cosas opuestas.

Para que una alimentación pueda considerarse equilibrada debe contener todos los alimentos necesarios en cantidades adecuadas, que garanticen el aporte de nutrientes que el cuerpo requiere y por este motivo no hay que cerrarle la puerta a ninguno de los macronutrientes.

Vitaminas

En tiempos de coronavirus, ingerir alimentos ricos en vitaminas puede ayudar a reforzar tu sistema inmunológico como la A y la C. También hay otras de las que puedes recibir beneficios extras como la D, que fortalece los huesos o la vitamina E que activa la circulación y protege los músculos.

Podrás conseguirlas en frutas y vegetales pero cuando le quitas la cáscara pierden gran parte de sus propiedades, así que evita esta práctica e incorpora en tu dieta los cítricos, el atún, salmón, sardinas, huevo, frutos secos y el aceite vegetal.

Fibra

Este componente es especial para combatir el estreñimiento y un aliado especial para protegerte de enfermedades como el cáncer de colon. Consume papas, fresas, linaza, avena, pasas, frijoles y salvado de trigo.

Para un funcionamiento metabólico óptimo evita comer plan blanco, arroz, papa, harinas y azúcares refinados en exceso.

Grasas

Hay algunos tipos de grasas que son buenos para tu organismo. Un ejemplo de ello es el Omega-3 que posee muchas propiedades curativas cardiovasculares y mejora la función de los pulmones. Sus beneficios los obtendrás a través del pescado, cacao, coco, almendras y cacahuates.

Elimina de tu alimentación durante la cuarentena las grasas trans o saturadas que se encuentran en las frituras, carnes rojas y azúcares procesados puesto que favorecen la obesidad.

Antioxidantes

Puedes recibir los beneficios de retrasar el proceso de envejecimiento y regenerar las células de cuerpo y piel si consumes moras, fresas, arándanos, aguacate, alcachofa, espinaca, té verde, lentejas, entre otros.

Apártate de malos hábitos como el tabaquismo, beber alcohol, no hidratarse lo suficiente o dormir menos horas de lo necesario puesto que le quitarán efectos a la buena alimentación.

Fuente: NuevaMujer

Like this Article? Share it!

Comments are closed.