Grupo Rivas

¿Qué sabes de la verdadera historia de Cleopatra?

cleo-5-696x464

¿Quién no ha oído hablar de Cleopatra? Todo el mundo conoce a Cleopatra. Gobernó un imperio mucho, mucho antes de que las reinas inglesas se llenaran de pompa monárquica. Todo el mundo sabe que fue egipcia, esposa de Marco Antonio y se suicidó dejando que una serpiente le moridera una teta. Bueno pues… no. Entérate de la verdadera historia de Cleopatra.

Primero es lo primero. No fue egipcia. Cleopatra pertenecía a la dinastía ptolemaica, fundada por Ptolomeo I, general de Alejandro Magno que gobernó Egipto a la muerte de éste. Cleopatra, por lo tanto, era macedonia.

Segundo, Cleopatra probablemente fue producto del incesto y ella misma probablemente lo practicó. Se casó con dos de sus hermanos, el primero fue su hermano menor de 11 años, y aunque pudieron haber sido enlaces protocolares nunca se sabrá hasta dónde fue solo teoría. Los gobernantes egipcios tenían una larga tradición de incesto inspirada en los relatos religiosos del matrimonio de Isis con su hermano Osiris. Esta unión de dioses marcó la pauta para los matrimonios de hermanos entre los faraones.

Cleopatra no poseía la belleza legendaria que se le atribuye. Era bella de una forma general pero su atractivo especial era su inteligencia y su encantadora personalidad, descrita como embrujadora por historiadores contemporáneos. Cleopatra fue estudiante de matemática,  medicina, alquimia, historia, geografía. Hablaba 9 idiomas que le permitieron comunicarse de tú a tú con los judíos, sirios, etíopes, árabes y otros, incluidos los propios egipcios, lo que la hacía una rareza ya que, hasta entonces, los ptolemaicos no se preocuparon por conocer o relacionarse con el pueblo que gobernaban.

No así Cleopatra a la que le gustaba vestirse como egipcia y mezclarse con ellos.

No gobernó sola, o por ella misma. Los faraones acostumbraban gobernar en pares. Ella, al principio hizo pareja con su padre, Ptolomeo XII y luego, a la muerte de este, con sus dos hermanos en sucesión. Al primero, Ptolomeo XIII, lo asesinó en una conspiración apoyada por Julio Cesar, y al segundo lo envenenó. También ejecutó a su hermana Arsinoe cuando ésta se declaró reina. Cleopatra no se andaba por las ramas.

Con su amante preferido, Marco Antonio, formó su propio club de fiestas con el que formaba tremendas parrandas que terminaban en las calles de Alejandría. También era fan de los perfumes, tenía su propia fábrica y escribió un libro sobre ellos lleno de sus fórmulas. Lamentablemente ese libro se perdió.

Un día le apostó a Marco Antonio que podía dar una cena de 10 millones de dólares (por supuesto en la moneda nacional de ese tiempo). En medio de la cena se quitó de la oreja un pendiente de perla que disolvió en vinagre para tomárselo luego. Ganó la apuesta.

No es probable que Cleopatra se suicidara con una serpiente. Su muerte fue cuestión de pocos segundos, muy inusual considerando las serpientes de la zona. Seguramente usó uno de sus venenos.

Fue el último faraón de la historia. Bajo su reinado Octavio conquistó Egipto convirtiéndolo en provincia romana.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.