Grupo Rivas

¿Quién siente más dolor, el hombre o la mujer?

mujer-hombre-con-dolor

“Detrás de cada cosa hermosa, hay algún tipo de dolor”. Así es como habla Bob Dylan, el célebre cantante, detrás de cuyas canciones parece esconderse un profundo sufrimiento. Ahora bien, quién siente más dolor, sea más o menos hermoso, ¿el hombre o la mujer?

Históricamente, se le asocia a la mujer una mayor capacidad para aguantar el dolor. Por eso predisposiciones biológicas como la menstruación, el embarazo o el propio parto suelen estar asociadas a cierto grado de sufrimiento. Es más, siempre se ha dicho aquello de “si los hombres tuvieran que pasar por esto…”.

Ya sabemos que las habladurías y tradiciones son muchas. Pero hoy día, la ciencia ha avanzado lo suficiente como para estudiar prácticamente todo. Sin embargo, no se puede hacer una investigación real sobre a quién duele más un pinchazo, ya que no tenemos forma humana de medir la misma sensación en diversas personas sin salirnos al terreno subjetivo.

Pero el dolor, pese a ser una percepción individual, sí que ha sido objeto de diversos estudios. Uno de los más célebres, parte de la Universidad de Stanford. Según los investigadores de este estudio, las mujeres suelen reportar más dolor en una mayor diversidad de diagnósticos si se compara con el feedback de dolor que reportan los hombres. Sin embargo, parece más bien cuantitativo, no cualitativo. Es decir, no es una reacción según el género a un estímulo concreto.

Hombre abrazando a su pareja mientras siente dolor

Además, existen factores que podrían contaminar las conclusiones que se derivan de estos resultados. Por ejemplo, el hecho de que las mujeres suelan ser más comunicativas que los hombres. Así pues, los chicos, parcos en palabras, reportan menos diagnósticos dolorosos o menos completos. Otra variable que podría contaminar los resultados es la motivación de los hombres para no mostrar debilidad, ya que esta “se supone” que es una característica de su género.

El estudio sobre el dolor en función del género

Los estudiosos de Stanford se preguntaron quién siente más dolor, ¿el hombre o la mujer? Para poder responder recogieron información de más de 11.000 pacientes con problemas circulatorios, digestivos, respiratorios y musculoesqueléticos.

Según los datos obtenidos, parece ser que las mujeres reportaban una intensidad algo más alta que los hombres. De hecho, crearon una escala del 1 al 11, y ellas obtuvieron un punto por encima de ellos. No obstante, otro punto negro que se le achaca a este estudio se basa en las diferencias biológicas entre hombres y mujeres y los problemas de diagnóstico.

Entonces, ¿quién siente más dolor?

Ya vemos que seguimos sin poder dar respuesta a este interrogante. ¿Quién siente más dolor, ellos o ellas? Lo cierto es que los estudios también aplican variables como los ciclos menstruales, que acarrean infinidad de molestias en las mujeres. Así pues, cualquier estudio llevado a cabo debiera realizarse en igualdad de condiciones entre varones y hembras en estado similar. De lo contrario, existen muchos valores, como los citados ciclos menstruales, que pueden adulterar el resultado.

Sin embargo, sí que hay informes que indican, por ejemplo, que las mujeres van más al médico, y normalmente con dolores más severos, duraderos y frecuentes respecto a los hombres. Así el tema, también parece que las mujeres suelen sufrir niveles de estrés más elevados, algo que adultera también cualquier resultado, ya que hace que se intensifique la sensación de dolor.

Más datos sobre los dolores según este estudio

Como nota curiosa, parece ser que los hombres son más precisos al marcar un punto en particular donde les duele. Mientras, las mujeres señalan zonas y no puntos específicos. También encontramos otros datos singulares, como la existencia de dolores crónicos, algo más común en ellas. De hecho, existen enfermedades como la fibromialgia, casi exclusiva del género femenino, que implica fatiga y dolor muscular. Este punto agrava la percepción del dolor.

Mujer consolando a un hombre con dolor

De hecho, los hombres poseen la proteína GIRK2, que se supone que les ayuda a aguantar mejor el dolor. Sin embargo, parece que la mujer ha aprendido a convivir con su sufrimiento, ya que llevan siglos aguantando niveles de estrés más elevados, dolores menstruales, partos, etc.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.