Grupo Rivas

Space Ibaza se desvanecerá… pero no de nuestra memoria

640-618x304

Nostalgia en las fotos del desmantelamiento de Space

No podemos evitar que un escalofrío recorra nuestro cuerpo al ver estas fotografías, en las que se documenta el fin de una historia maravillosa…

Queda exactamente un mes para que los valientes guerreros que resisten atrincherados en el interior de Space se vean obligados por imperativo legal a entregar las llaves de su fortaleza. Curiosamente… a los vecinos de enfrente. Un mes para que los últimos de Space Ibiza recojan el material, empaqueten los recuerdos y comiencen una nueva andadura quién sabe dónde. Mientras tanto se afanan con gran profesionalidad en cumplir con su cometido de deconstruir el club palmo a palmo hasta devolverlo a su esqueleto original. Y exactamente eso es lo que demuestran las fotos que han aparecido en internet: un Space en proceso final de desmantelamiento.

un Space en proceso final de desmantelamiento.

15170747_1223738477716925_975649603023920145_n

15310159_10211641628460082_1834962515_n

Es curioso cómo funciona el tiempo. Hace apenas un parpadeo estábamos en pleno clímax celebrando con la piel de gallina el Space Closing Fiesta, botando sin parar en un evento lleno de colorido y de una energía positiva de tal calibre que produjo una luz tan brillante que fue visible desde la estación espacial. Hoy, 1 de diciembre, nos parece un recuerdo lejano, la neblina de la memoria comienza a filtrarse mitificando la experiencia e infectando las neuronas de melancolía. Las fotos que han aparecido últimamente de Space Ibiza nos traen de vuelta a la realidad y nos demuestran que el final no suelo ser instantáneo: suele ser un proceso lento y doloroso.

15239262_10211641628140074_1708557815_n

15327739_10211641628420081_169272901_n

Estas fotos podrían ser perfectamente las de una reforma como tantas otras, las de una gran limpieza tras la temporada… Pero todos sabemos que no es así. Somos conscientes de que estamos ante la desaparición de Space Ibiza. Por eso su visión te devuelve un sentimiento de nostalgia, los recuerdos se apelotonan, los momentos mágicos tallados en esas columnas, en esas paredes donde el sonido se imprimaba. Lo que más estremece no es ver el cableado o el mobiliario embalado o las barras vacías, o cómo retiran el letrero de Space. Lo que más nos estremece es comprobar cómo las salas han quedado mudas, cómo todos y cada uno de los altavoces han desaparecido. Esos altavoces que han transmitido el alma de cientos de DJs a través del sonido han sido amputados. Los responsables de alimentar los oídos de miles de personas con frecuencias y vibraciones electrónicas irrepetibles acabarán guardando polvo bajo una lona en algún almacén, o peor aún, vendidos al mejor postor.

15219662_1223738714383568_6006575413121659526_n

15267977_1223738617716911_1268117988785833415_n

15284136_1223738914383548_4218984997770175609_n

Para aquellos que continúan trabajando en Space Ibiza debe ser doloroso caminar día tras día por los pasillos, envueltos en una injusta cuanta atrás, tachando días del calendario, y comprobando como su hogar se desvanece ante sus ojos. Desde Vicious Magazine queremos mandar nuestro agradecimiento a los currantes que estoicamente se trasladan a su puesto de trabajo en el club de Playa en Bossa todas las mañanas, por dignificar los últimos días de Space, por no rendirse ante lo inevitable, y por mantener la llama viva.

15327623_10211641628500083_1649699948_n

Like this Article? Share it!

Comments are closed.