El Pronóstico Global de Viajes señala que viajar será más caro en 2019. Se estima que el costo de los vuelos se incrementará en un 2.6% en todo el mundo, mientras que el precio del hospedaje aumentará 3.7% en promedio.

Claro que eso no es obstáculo ni pretexto para que tu propósito de viajar se quede archivado. Cada año los precios de los viajes suben, pero puedes evitar que eso afecte tu aventura con la estrategia adecuada.

Ahora, toma nota de todo los que puedes o debes hacer para recorrer el mundo el siguiente año:

1. Ponle fecha y lugar

Los sueños también deben tener un deadline, así que primero define a dónde te quieres ir y cuándo. Si se trata de destinos cercanos o económicos quizá no necesites mucho tiempo para ahorrar o planear. Sin embargo, si quieres hacer un largo viaje al otro lado del mundo, quizá te convenga dejarlo para la segunda mitad del año y enfocarte en el ahorro y planeación los primeros meses. En cualquier caso, es muy importante tener claro el plazo para cumplirlo, por ejemplo: Riviera Maya en abril, mochilazo en Europa en octubre, etc.

2. Haz un presupuesto y ahorra

Cotiza los vuelos y el hospedaje para los destinos y fechas que quieres, y determina más o menos cuánto necesitas para hacer tres comidas al día, disfrutar los atractivos del lugar (museos, transportes, tours, etc.) y para hacer compras. Una vez que tengas tu presupuesto aproximado sabrás cuánto deberás ahorrar y cuánto tiempo necesitas para hacerlo. La otra opción es ahorrar dinero solo para las cosas que tienes que pagar de contado, y dar el clásico ”tarjetazo” para comprar los vuelos, hoteles y todo lo que se pueda a meses sin intereses.

3. En serio, ahorra de forma consciente

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Harvard, los propósitos que no son medibles son más difíciles de cumplir. Por eso, debes determinar cuánto estás dispuesta a ahorrar cada mes para tu viaje. Eso sí, el monto de tu ahorro no debe ser muy alto, porque será más difícil logar tu objetivo. Por ejemplo, en vez de proponerte ahorrar la mitad de tu sueldo, pon como meta que sea del 20 o 30%. A partir de eso, calcula cuánto tiempo te tomará reunir la suma que necesitas.

4. Dile adiós a los gastos ”hormiga”

Es necesario que hagas un cambio en la forma en que gastas. Café, dulces y agua embotellada son algunos de los gastos pequeños que acaban con tu quincena. Si los sumas, es dinero que bien podrías ahorrar para el fondo de viajes. Por ejemplo, cada vez que quieras comprarte un café súper fancy, recuerda que con ese dinero te podrías tomar uno en Roma o París.

5. Empieza a planearlo desde ya

Aunque no tengas el dinero en la mano ni una fecha en concreto, puedes comenzar a hacer planes. Busca todos los detalles del destino que quieres conocer y elige qué quieres ver. Diviértete con los mapas, las rutas, los horarios y los tips de otros viajeros. Recuerda que los viajes se empiezan a disfrutar desde la planeación.

6. Pon en orden tus papeles

Hay tristes historias de personas que un día antes de su viaje notaron que su pasaporte o visa habían expirado. Para que no te pase, checa bien qué documentos o requisitos necesitas para visitar el destino que elegiste y consíguelos.

Ahora sí, este Año Nuevo cómete esa uva que dice ”viajar más”, porque en el fondo sabrás que no es sólo un propósito, sino un plan que seguro vas a realizar.

FUENTE: MSN