Grupo Rivas

Y tú ¿A qué le tienes miedo? La pesadilla de las fobias

fobias-1-696x462

La chica entra en la cabina de teléfono. De repente siente que le invade un temor horripilante. Tenía que salir. Empuja la puerta, pero hacia el lado contrario, así que no se abre. Se enloquece. Araña la puerta, la patea y grita. Pierde todo control. Tiembla. Le flaquean las piernas. Esta atrapada. Aquello parece durar una eternidad… cuando en realidad duró apenas cinco minutos.

Esta escena no es de una película de terror. Es de la vida real. La joven Helen, protagonista del angustioso momento, continúa su relato: “Un transeúnte me ayudó a salir y enseguida fui a ver un médico. Después de varios exámenes se diagnosticó que era claustrofobia, temor a los espacios cerrados. El médico denominó mi experiencia como un típico ataque de pánico. Después de cuatro años, todavía estoy aprendiendo a hacerle frente a mi fobia. Es un temor que ahora vive conmigo.”

Por mucho que se bromee con las fobias, no tienen la más mínima gracia para quienes las sufren.

¿QUÉ ES UNA FOBIA?

La palabra fobia designa el miedo profundo e irracional ante ciertos objetos, situaciones o sentimientos. Pero no hay definición que logre expresar el pavor y la soledad que causa.

¿CUÁNTOS TIPOS DE FOBIAS HAY?

Se han clasificado unas 300, pero la lista pudiera ser interminable. Los especialistas suelen dividirlas en tres categorías:

1. fobias simples, desencadenadas por diversos objetos o situaciones, como los insectos u otros animales, los viajes en avión y los espacios cerrados;

2. la agorafobia, precedida casi siempre por ataques de pánico, que suscitan tal miedo en los afectados que llegan a evitar todos los lugares y situaciones de carácter público don-de han sufrido tales ataques;

3. las fobias sociales, caracterizadas por el miedo a abochornarse en público, por ejemplo, al hablar ante un auditorio.

Por lo general, las fobias tienen sus raíces en la ansiedad, en el temor de que por uno haber sido ‘malo’ o ‘mala’, algo está destinado a ‘sucederle’. La persona que tiene una fobia refleja ansiedad frente a alguna situación externa que entonces él o ella siente que debe evitar”. Esto , según The Complete Medical Guide, por B. F. Miller.

¿EXISTE ALGUNA CURA PARA MI FOBIA?


Felizmente, muchos fóbicos sociales han recibido ayuda para atenuar la ansiedad y hasta encarar marcos públicos temidos por años. Si usted padece fobia social, tenga la seguridad de que también puede aprender a afrontarla constructivamente. Para ello ha de analizar

1) los síntomas físicos,
2) qué piensa sobre las situaciones temidas y
3) cómo se comporta a causa de los miedos.

Hay que reconocer que los problemas de cada individuo son diferentes, así como los obstáculos que afronta y las fuerzas de que dispone. Algunos progresan bastante con sanas recomendaciones. Otros necesitan más ayuda. Por ejemplo, hay pacientes que mejoran con medicación. Otros recurren a un profesional de la salud mental.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.