Grupo Rivas

¿Ya escuchaste «Prométeme» de Costa Felina? Nos topamos con beats minimalistas y una catarata de sintetizadores que antojan un baile solitario.

unnamed

El verano pasado, Costa Felina marcó su regreso con el video de “Anda ven”, un tema que nos tomó por sorpresa al reflejar un sonido más clásico. Tres meses después, el dúo conformado por Ramón Cerrilla (voz-guitarra) y María José Báez (voz-sintetizadores); presenta el video oficial de “Prométeme”, tercer avance de lo que será su primer álbum de larga duración.
Inspirado en una historia de amor eterno que transgrede los límites del tiempo, el video de “Prométeme” cuenta una historia de vampiros posmodernos. Desesperado por la muerte de su amada doncella, un Conde reúne a una logia vampírica para hacer un ritual de resurrección que la reviva y transforme a su semejanza.

Inspirado en una historia de amor eterno que transgrede los límites del tiempo, el video de “Prométeme” cuenta una historia de vampiros posmodernos. Desesperado por la muerte de su amada doncella, un Conde reúne a una logia vampírica para hacer un ritual de resurrección que la reviva y transforme a su semejanza.
Después de siglos de espera, el reencuentro surge en la Ciudad de México, bajo el hechizante soundtrack de Costa Felina. Al filo de la medianoche, el Conde persigue a su amada por las calles solitarias: del diner a una tienda vintage, el encuentro está a punto de consumarse en pleno éxtasis masturbatorio. En medio del clímax, la doncella concluye su transformación y está lista para entregarse al Conde por toda la eternidad.

El track fue compuesto, en colaboración especial de María Daniela (SonidoLasser)
“Prométeme” es una canción que avanza entre beats minimalistas y una catarata de sintetizadores que antojan un baile solitario. Con este tema, Costa Felina reafirma su gusto por el new wave, un género que se asoma en casi todas sus composiciones.

Desde los primer acordes “Prométeme”, refleja un espíritu fresco y renovado al interior de la banda. Íntima y seductora, la voz de María José contagia el ánimo de esta historia de amor eterno. Al fondo, el bajo y la batería amarran un ritmo que te atrapa desde la primera escucha.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.